Visita el Monasterio de Poblet

El monasterio de Poblet, donde descansan los restos mortales de varios reyes de Aragón, es probablemente el lugar más emblemático a visitar en la provincia de Tarragona. Ubicado en la comarca de Conca de Barberà, es una de las abadías más importantes de Cataluña y de toda Europa. Fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1991. Aunque actualmente sigue siendo habitado por una comunidad de unos treinta monjes, buena parte de los espacios del enorme complejo monástico están abiertos al público. 

Además, el monasterio de Poblet es el punto central de la ruta del císter, un recorrido por tres monasterios cistercienses catalanes que incluye también Santes Creus, en Tarragona, y Vallbona de les Monges, en Lleida.

 

​​Breve historia del Monasterio de Poblet

Los orígenes de este monasterio cisterciense se remontan a 1149 cuando Ramón Berenguer IV se lo entregó a los monjes de una abadía francesa. Era un emplazamiento que cumplía las normas de la orden del Císter. O sea, ubicarse en un lugar aislado, estar rodeado de terrenos idóneos para la agricultura y disponer de abastecimiento de agua. Su mayor auge lo tuvo durante el siglo XIV, cuando llegó a albergar hasta 140 monjes, más los hermanos legos que trabajaban para ellos. Fue en esa época, en concreto en 1340, cuando Pedro el Ceremonioso ordenó que el monasterio se convirtiera en panteón real. De esta forma, y hasta el siglo XV pasó a albergar los sepulcros de los reyes de Aragón y Condes de Barcelona, en concreto, hasta ocho reyes y tres reinas. En 1835 el monasterio de Poblet fue abandonado tras la Desamortización de Mendizábal. Un siglo después, en 1930, se empezó la reconstrucción del monasterio, y tras pasar diez años llegaron los primeros monjes de esta nueva época. Reconstruido y protegido por la UNESCO, el Monasterio de Poblet es hoy un lugar de visita obligada en Cataluña.

 

El Monasterio

En cuanto se accede al Monasterio, este se divide en dos partes: una exterior y otra interior (ambas preciosas). En la zona exterior se puede ver la Capilla de San Jorge (s.XV), la Puerta Dorada (s.XV) y la Capilla de Santa Catalina (1250), además de varios edificios más modernos, como la cafetería o la Hospedería de Poblet. Por otro lado, en la zona interior se puede contemplar el lagar y la bóveda, el claustro mayor, la cocina y el calefactorio. También podrás admirar la sala capitular, el sobreclaustro, la biblioteca y el dormitorio de los monjes. 

Todo el monasterio es digno de admirar y visitar pero cabe destacar la Iglesia del Monasterio. Esta consta de tres naves con crucero, en la que se combinan el estilo románico y gótico. Así, las naves laterales presentan bóvedas de crucería y la central, de cañón apuntado. Algo que sin duda llama la atención, es el imponente retablo de alabastro realizado en 1529 durante el reinado de Carlos I, aunque en realidad se trata de una reconstrucción del siglo XX pues el original quedó casi destruido tras el abandono del monasterio.

Ahora bien, el elemento más distintivo de la iglesia del Monasterio de Poblet es, sin duda, el conjunto que forman los sepulcros reales situados en dos grandes bloques a ambos lados en el centro del crucero.

Aparte, en otros lugares de la iglesia y del recinto monacal hay sepulcros de nobles y abades.

Situado a menos de una hora de Hotel Kursaal Calafell, el Monasterio de Poblet es de visita obligada y no te dejará indiferente. ¿A qué esperas? ¡Visita el Monasterio de Poblet!

 


Mejores sitios de Calafell

Ciudadela Ibérica de Calafell

La ciudadela ibérica se ubica en Calafell o también conocida como la ciudadela ibérica de Alorda Park o de las Toixoneras. Se trata de un yacimiento arqueológico que plasma una reconstrucción arquitectónica in situ gracias a una metodología arqueológica experimental. Está situada en una colina frente a los estanques de la playa de Calafell. A lo largo de esta visita, el visitante puede recorrer las calles, casas, murallas,... del propio poblado de los iberos cosetanos.

Castell de la Santa Creu

El Castillo de Calafell fue construido en el siglo XI para defender el imperio Franco de los musulmanes, y posteriormente fue usado como residencia señorial. Actualmente se conserva la iglesia románica ya que sus murallas fueron destruidas en el siglo XVII. En 2014, se han ido haciendo mejoras en la accesibilidad del recinto y además se ha creado una aplicación móvil para complementar su visita.

La Confraria

El edificio de la antigua Cofradía de Pescadores se ha convertido, desde el año 2016, en el centro de interpretación del Calafell pesquero. En este lugar se podrá descubrir anécdotas pasadas sobre el barrio marítimo. El centro permite al visitante conocer el estilo de vida de la comunidad de pescadores.

Parròquia de Sant Pere

En un pasado la Parròquia de Sant Pere era la capilla de los pescadores, construida hace más de 80 años y reformada en la década de los 70 del siglo XX.

Calafell Slide

Calafell Slide es un tobogán de verano gigante con una longitud de 700 metros y se encuentra en la Montaña Escarnosa cerca del casco antiguo de Calafell. Si vas con niños es un espacio ideal para compartir en familia.

Pau Casals Museum

Se trata de la casa del célebre músico y compositor Pau Casals construida en 1909 frente al mar en la playa de Sant Salvador. Ofrece un recorrido espectacular de su vida tanto profesional como privada.

Calafell market, sunsets and sunrises

Además, si quieres disfrutar de un buen pescado local no dejes de pasar por el Mercat de Calafell donde el encanto de los residentes te hará sentir como en casa. Por último, nunca se puede negar un buen atardecer o amanecer, así que no te lo pienses dos veces y aunque estés de vacaciones, disfruta de un buen amanecer o atardecer con los tuyos.

A Kursaal Calafell us informem sobre això i molt més!


Mejores playas de Tarragona

Lo mejor de las playas de la Costa Dorada es su amplitud, su extrema arena fina y sus aguas poco profundas. Tarragona es una de las provincias con mejor y más estable clima de todo Catalunya. Hecho que aumenta la probabilidad de poder gozar de unos maravillosos días soleados y estar rodeados de una buena temperatura.

Del mismo modo, otra gran ventaja de la Costa Dorada es su facilidad en llegar hasta ella en tren desde Barcelona; las líneas R13, R14 y R15 recorren toda la costa litoral desde la metrópolis. 

En este artículo se comentarán algunas de las mejores playas y mejor posicionadas de la Costa Dorada, haciendo especial hincapié en el ámbito del turismo familiar.

En primer lugar, se encuentra la playa de Calafell o también conocida como la Playa del Biberón ya que se caracteriza por ser de las playas menos profundas de toda la costa y con arena más fina. Es la que se encuentra más cerca de Barcelona, hecho que facilita su llegada. Se trata de una larga playa donde se encuentran gran variedad de chiringuitos y distintas zonas de juegos para niños. Calafell es sin duda uno de los pueblos más orientados a la vida familiar. Concretamente, en 2006 recibió el sello de turismo familiar por la Agencia Catalana de Turismo.

Siguiendo con el recorrido, encontramos la playa de Comarruga en el Vendrell. En este caso, el ambiente es más tranquilo y tradicional, no hay tanta diversidad de actividades lúdicas. Dentro de la misma playa se puede encontrar el célebre Riuet, un riachuelo creado por agua de un manantial que desemboca directamente de la propia playa donde uno puede bañarse y descansar sin ningún alboroto.

En tercer lugar, la playa de La Paella en Torredembarra se caracteriza por sus aguas cristalinas y tranquilas y su fácil acceso. A pocos kilómetros, siguiendo la dirección del sur, se halla la playa de l’Arrabassada, una playa con bandera azul, arena blanca y fina, justo al lado del paseo marítimo. Se puede aparcar el coche a solamente dos minutos de la misma.

Siguiendo la filosofía de Calafell, la playa de La Pineda en Vila-Seca también es conocida por ser líder en turismo familiar, espectáculos, actividades para niños,...

Asimismo, Salou tiene principalmente dos calas a destacar. Por un lado, Cala Crancs, cerca del faro de Salou y rodeada de vegetación. Se puede llegar en coche o por el camino de ronda desde Salou (6 km caminando). En cambio, si se prefiere una playa más extensa, con más ambiente y más céntrica (5 minutos de Salou), la Playa Llarga es la idónea.

Por último, la playa de l’Ardiaca destaca por ser la última playa de Cambrils, situada concretamente en la zona de La Llosa. Es una de las playas más tranquilas y menos concurridas de toda la Costa Dorada y está rodeada de unos grandes espigones de roca que la protege del oleaje formando una “M”.

Y tú, ¿con qué playa te quedas?

¡En Kursaal Calafell te informamos de esto y más!


Ven a disfrutar de la Costa Daurada

Conoce todas las calas haciendo el Camino de Ronda

Estás en una zona preciosa y famosa por sus playas. En especial, no te puedes perder la playa de Salou. Salou se considera la capital turística de la Costa Daurada y de hecho es la que más oferta de ocio ofrece al visitante. Una actividad que vale mucho la pena son las pequeñas calas que hay a lo largo de la costa. Para poder conocerlas y disfrutarlas al máximo has de recorrer el Camino de Ronda.

 

El Camino de Ronda es un sendero hecho a base de pasarelas que recorre todo el litoral de Salou. Podrás disfrutar de unas vistas preciosas y no te podrás resistir a bañarte en las calas que te irás encontrando como la Cala Llenguadets, la Cala Font, la Cala Vinya, la Cala Crancs o la Cala Penya Tallada (la más bonita). Gracias a su difícil acceso (solo a pie) hace que dicha cala esté poco concurrida y que la desconexión sea total. Además el agua suele estar muy limpia, cristalina y tranquila. Tiene una profundidad muy baja (ideal para ir con niños) y una ubicación en entorno natural.

 

Además de Salou, también puedes disfrutar de otras playas como la de Cambrils, la de Torredembarra, la de “Els Muntanyans”, la playa de Roca Plana y las playas vírgenes del Parque Natural Punta de la Móra. 

¡Si eres un apasionado del mar y de la playa estás en el sitio perfecto!


Ven a conocer Montblanc

Montblanc es uno de los grandes pueblos medievales de toda Cataluña. Está situado en la comarca de la Cuenca de Barberá, zona del interior de Tarragona y su centro histórico medieval es una auténtica maravilla.

Sus orígenes se remontan al año 1080 y a inicios del siglo XIV se produjo su mayor desarrollo. En esa época se construyó la gran muralla que le hace famoso a día de hoy y la mayoría de los principales edificios civiles y religiosos.

La principal actividad que puedes realizar en Montblanc es evidentemente recorrer sus murallas. De hecho, hay visitas guiadas que ofrece el ayuntamiento, y a las que te puedes apuntar. Estas tienen como punto central el paseo por las murallas y la subida a alguna de sus torres. En julio y agosto, también hay visitas guiadas pero mejor aún porque hay visitas nocturnas a las 22h, las cuales están muy recomendadas. Las visitas guiadas duran aproximadamente una hora y media y no solo recorrerás las murallas sino también el casco antiguo del pueblo. ¡Sin duda una actividad que no olvidareis fácilmente!

Otras actividades que se pueden hacer en Montblanc es visitar el Convento de San Francisco. Con una historia alucinante, este convento es un edificio de 1230, de estilo gótico pero sin cruceros, con arcos y cubierta de madera. Actualmente, es una sala polivalente utilizada por el ayuntamiento y desde la cual se tienen unas de las mejores vistas a la muralla medieval.
Finalmente también puedes visitar la Iglesia de Santa María de Montblanc (catedral e iglesia principal) y pasear por la calle mayor del pueblo donde encontrarás la Iglesia de San Miguel.

¡Sin duda tienes una fantástica excursión de un día a tan solo 40 minutos de Kursaal Calafell Beach Hotel!


El mejor plan para hacer en Tarragona con niños

Ya bien si vienes a pasar unas semanas o unos pocos días por Tarragona o cerca, desde Hotel Kursaal te proponemos uno de los mejores planes si lo que te gusta es la aventura y la diversión a tope. Es ideal para todo tipo de públicos apasionados de las emociones fuertes.

 

PortAventura World 

¡Conoce el famoso parque de atracciones de Tarragona, PortAventura! 

En PortAventura podrás explorar todo un mundo hecho de diversión y conocer todos sus parques temáticos. Tanto si vas con niños como con amigos o en pareja tienes garantizada la diversión. Es un lugar donde vivirás emociones únicas.

En PortAventura Park podrás disfrutar no solo de sus atracciones (entre ellas el Shambala y el Dragon Khan) sino también de sus increíbles espectáculos (consulta el horario del día) y tematización.

Junto a PortAventura Park también encontrarás los parques temáticos Caribe Aquatic Park y Ferrari Land. Caribe Aquatic Park es el parque acuático de PortAventura World donde podrás disfrutar de enormes piscinas y toboganes con toda la familia. Ferrari Land por otro lado te ofrece un sin fin de atracciones donde no te faltarán adrenalina, emoción y diversión. ¡Vivirás una experiencia única!

¡Consulta sus novedades y ofertas!

https://www.portaventuraworld.com/ 

 

¡No te pierdas una experiencia única a 37 minutos de Kursaal Calafell Beach Hotel!


¡Ven a visitar uno de los parajes más bonitos del mundo!

Te estarás preguntando cuál es uno de los parajes naturales más bonitos del mundo...

El Delta del Ebro es un parque natural situado en Tarragona. Es famoso por sus arrozales, las playas kilométricas, la reserva natural, las diferentes especies de aves como por ejemplo los flamencos y evidentemente el majestuoso río Ebro. 

En este lugar se pueden realizar múltiples actividades como por ejemplo observar la gran reserva natural. Para ello, la mayoría de lagunas cuentan con zonas adaptadas para el avistamiento, desde pequeñas casetas hasta torres de observación donde podrás parar el coche y disfrutar de las vistas. 

Otra actividad que puedes hacer es pasear por la Punta del Fangar, situada al norte del Delta del Ebro. Esta cuenta con unas dunas de aspecto desértico y charranes y gaviotas típicas de la zona. Además, si te gusta caminar puedes pasear al “Far del Fangar” (a una hora y media caminando). 

Si eres un apasionado del deporte, no te pierdas hacer un Kayak por el Ebro, es una experiencia fantástica. 

También es de visita obligatoria “La platja del Trabucador”, al sur del Delta. Es un lugar precioso donde te encuentras rodeado del agua del mar. En este lugar es muy recomendable ver el espectáculo del kitesurf. Siempre encontrarás personas practicando este deporte independientemente de la época del año.

Finalmente, no puedes despedirte del Delta del Ebro sin haber probado un buen arroz (la especialidad de la zona). Encontrarás muchos restaurantes y tú verdadero reto será escoger uno!

Como puedes ver, hay un sin fin de actividades para hacer esperándote muy cerca. ¡No te pierdas la experiencia, vale mucho la pena!

Si estás buscando alojamiento para ir a visitar de cerca esta maravilla de la naturaleza, Kursaal Calafell Beach Hotel es tu mejor opción de alojamiento. ¡Te esperamos!


Visita la Tarragona Romana

¡Sumérgete en un viaje en el tiempo a la época de los romanos!

 

Tarragona fue capital del imperio romano durante dos años, conocida como Tarraco que era el nombre que le daban los romanos. Esta ciudad está tan viva y tan bien conservada que en el año 2000 fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Es una ciudad maravillosa que preside toda el área de la Costa Dorada. Fue el origen de la Romanización de la Península Ibérica.

No te puedes ir de Tarragona sin haber visitado el anfiteatro (monumento más icónico de la ciudad), la catedral (en la que con una visita guiada podrás disfrutar de las vistas de Tarragona desde el campanario), el casco antiguo donde a pesar de su evolución se sigue respirando la esencia romana, el Balcón del Mediterraneo, el paseo marítimo y sus preciosas playas.

Cada año, se celebra en Tarragona un festival comúnmente conocido como Tarraco Viva. El mejor festival romano del mundo en el que durante una semana se hacen recreaciones históricas, exposiciones y luchas de gladiadores en el anfiteatro.

Otro de los monumentos que se ha de visitar es el acueducto de Les Ferreres, también conocido como Pont del Diable. Este está situado a las afueras de la ciudad y rodeado de un paisaje natural espectacular.

 

 

 

 

 

 

¡No te pierdas todo esto y más a 30 minutos de Kursaal Calafell Beach Hotel!