Montblanc es uno de los grandes pueblos medievales de toda Cataluña. Está situado en la comarca de la Cuenca de Barberá, zona del interior de Tarragona y su centro histórico medieval es una auténtica maravilla.

Sus orígenes se remontan al año 1080 y a inicios del siglo XIV se produjo su mayor desarrollo. En esa época se construyó la gran muralla que le hace famoso a día de hoy y la mayoría de los principales edificios civiles y religiosos.

La principal actividad que puedes realizar en Montblanc es evidentemente recorrer sus murallas. De hecho, hay visitas guiadas que ofrece el ayuntamiento, y a las que te puedes apuntar. Estas tienen como punto central el paseo por las murallas y la subida a alguna de sus torres. En julio y agosto, también hay visitas guiadas pero mejor aún porque hay visitas nocturnas a las 22h, las cuales están muy recomendadas. Las visitas guiadas duran aproximadamente una hora y media y no solo recorrerás las murallas sino también el casco antiguo del pueblo. ¡Sin duda una actividad que no olvidareis fácilmente!

Otras actividades que se pueden hacer en Montblanc es visitar el Convento de San Francisco. Con una historia alucinante, este convento es un edificio de 1230, de estilo gótico pero sin cruceros, con arcos y cubierta de madera. Actualmente, es una sala polivalente utilizada por el ayuntamiento y desde la cual se tienen unas de las mejores vistas a la muralla medieval.
Finalmente también puedes visitar la Iglesia de Santa María de Montblanc (catedral e iglesia principal) y pasear por la calle mayor del pueblo donde encontrarás la Iglesia de San Miguel.

¡Sin duda tienes una fantástica excursión de un día a tan solo 40 minutos de Kursaal Calafell Beach Hotel!