¡Sumérgete en un viaje en el tiempo a la época de los romanos!

 

Tarragona fue capital del imperio romano durante dos años, conocida como Tarraco que era el nombre que le daban los romanos. Esta ciudad está tan viva y tan bien conservada que en el año 2000 fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Es una ciudad maravillosa que preside toda el área de la Costa Dorada. Fue el origen de la Romanización de la Península Ibérica.

No te puedes ir de Tarragona sin haber visitado el anfiteatro (monumento más icónico de la ciudad), la catedral (en la que con una visita guiada podrás disfrutar de las vistas de Tarragona desde el campanario), el casco antiguo donde a pesar de su evolución se sigue respirando la esencia romana, el Balcón del Mediterraneo, el paseo marítimo y sus preciosas playas.

Cada año, se celebra en Tarragona un festival comúnmente conocido como Tarraco Viva. El mejor festival romano del mundo en el que durante una semana se hacen recreaciones históricas, exposiciones y luchas de gladiadores en el anfiteatro.

Otro de los monumentos que se ha de visitar es el acueducto de Les Ferreres, también conocido como Pont del Diable. Este está situado a las afueras de la ciudad y rodeado de un paisaje natural espectacular.

 

 

 

 

 

 

¡No te pierdas todo esto y más a 30 minutos de Kursaal Calafell Beach Hotel!